El problema o contradicción principal de hoy — Eduardo Artés Brichetti

Por Eduardo Artés Brichetti. 
Primer Secretario del
Partido Comunista Chileno (Acción Proletaria)
PC(AP)
Los numerosos reclamos sociales y concretos, tienen por cierto una forma inmediata de buscar su satisfacción y esta aunque es necesaria, en el Chile actual no deja de ser cosmética, es decir sólo atenúa por un tiempo la demanda especifica , para luego desplegarse aun con más fuerza.
Poco a poco las MAYORÍAS, así con mayúsculas y NO esa “mayoría” verbal que dice representar la Concertación; asumió la demanda de ASAMBLEA CONSTITUYENTE ¡AHORA! en la cual los COMUNISTAS, es decir el PC(AP) hemos estado desde años al frente. Hoy el combate por LOGRAR desde el PROTAGONISMO POPULAR una genuina Asamblea Constituyente, es la tarea para abrir paso a la superación social y nacional de Chile, en torno a ella debemos unificar las demandas especificas y económicas de los trabajadores y pueblos de Chile. Esto es fundamental no solo para darle “base” a la lucha por la Asamblea Constituyente, sino porque la demanda concreta por sí sola no puede romper con la camisa de fuerza que es, la así llamada constitución del 80. Desde las mayorías, está instalada la necesidad de una nueva Constitución, el tema está en el cómo y en el contenido de la Constitución requerida y es aquí en que para resolver realmente la contradicción principal de hoy. Sólo hay un camino ASAMBLEA CONSTITUYENTE ¡AHORA! en oposición a la “prostitúyente”, que anuncian desde los nuevos administradores del Estado neoliberal protegido por la “constitución” o bando militar de la dictadura emitido en 1980. Tanto el camino como el contenido que debe tener la CONSTITUCIÓN, son elementos principales que están por lo demás absolutamente entrelazados y dependen uno de otro, es por ello que no da lo mismo, el resultado será absolutamente diferente. Si se logra una Asamblea Constituyente genuina, electa para ese fin, proclamada y construida desde el protagonismo popular y social, desde la base social misma, es decir desde los que NO HEMOS estado representado por la institucionalidad actual o si al revés esta se instala desde lo que se ha construido bajo el paraguas reaccionario del bando militar del 80, es decir de la actual “constitución”, del parlamento cautivo, binominal, no representativo y neoliberal, como pretende la así llamada “nueva mayoría”, que no es nueva ni mayoría.Desde los trabajadores y pueblos de Chile, está planteada la superación del país y debe ser asumida por quienes nos reclamamos de ellos y que entendemos que desde los bloques neoliberales y pro imperialistas que han gobernado y gobiernan el país, nada nuevo y superior se puede esperar, sino que solo más de lo mismo, ellos son parte del problema. La lucha por la ASAMBLEA CONSTITUYENTE ¡AHORA!, no solo es la tarea de hoy, es al mismo tiempo la bandera que puede y debe permitir el encuentro y unificación de quienes queremos un Chile digno, soberano, DEMOCRÁTICO POPULAR, centrado en los intereses de la genuinas MAYORÍAS populares, dirigido por ellas.